Escuelita Para Padres

La maestra Sonia Aguila es una experta en educación que enseña en la Escuela Canalino de Carpintería./EL LATINO

Pasan los días y seguimos en casa y con aprendizaje a distancia, me entristece ver las hermosas caritas de mis estudiantes a través de la computadora sin poder dar abrazos ni estar en mi salón de clase, esto se ha vuelto lo normal.

Ya no se ni que día de la semana es. Todos nos preguntamos ¿Hasta cuando seguiremos así?

Esta semana nos impresionó la noticia del Superintendente del estado de California, Tony Thurmond, informando que es probable que abran las escuelas en julio o agosto. Los niños han perdido muchos días de clases y la idea es empezar el nuevo año escolar mas temprano.

Esto, sin duda, ya comenzó a provocar gran controversia, porque existen padres que están desesperados con los niños en casa.

En pocas palabras, ya no los aguantan. Los niños están inquietos y no quieren realizar la tarea.

Los padres están cansados y mandarlos a la escuela para volver a la normalidad seria genial.

Por otro lado, están los padres preocupados que no quieren mandar a sus hijos a la escuela por miedo a que se contagien con el virus.

Imagínese, tantos niños juntos en el salón, en el área de recreo y en la cafetería. Todos tocando los mismos lápices, colores, dando abrazos a sus amigos, tocando la misma pelota en el recreo. ¿Cómo vamos a evitar que se contagien?

Los maestros, por otra parte, se preguntan si recibirán pago extra por trabajar desde julio, ya que tienen contrato y tendrían que trabajar mas días en el verano. Es importante aclarar que no estuvieron de vacaciones descansando todo este tiempo.

Al contrario, trabajaron mas desde el cierre de escuelas. Aprendiendo sobre tecnología, programas nuevos para dar clase desde sus casas, asistiendo a más reuniones de lo común y contestando correos electrónicos, llamadas de padres con preguntas.

El Sindicato de Maestros tendrá que negociar el cambio de calendario escolar.

Lo que se si sabemos es que cuando decidan abrir las escuelas, no será igual que antes.

Es probable que la mitad de los estudiantes en la clase asista a la escuela lunes y martes.

Mientras que la otra mitad se quede en casa haciendo aprendizaje a distancia y asista a la escuela miércoles y jueves, así habra pocos niños en la escuela.

También se habla de entrar a clases a diferente hora, no todos a las 8:00 de la mañana.

Tendremos que esperar la orden del Superintendente del estado con indicaciones especificas para abrir las escuelas.

¿Qué debemos hacer por el momento? Seguir apoyando a los docentes y a nuestros hijos ayudando con sus tareas.

Lean libros, escriban cuentos, yno se olvide de hacer cosas divertidas. Sea creativo y utilice cajas de cereal, cartón para hacer arte.

Claro que la educación importa y es preocupante lo que los estudiantes se atrasaron.

Pero mas importante aun es la salud mental y el estado emocional de los niños. Algunos sienten miedo, enfado, coraje, tienen preguntas y hasta se sienten tristes y deprimidos, aunque no lo digan.

El virus nos ha afectado a todos de una manera u otra. Hable con sus hijos. Asegúrese de que se sientan amados y protegidos sin importar la edad. Aproveche este tiempo que tiene a sus hijos y están todos en casa, sólo así saldremos de esto mas fuertes y convertidos en mejores personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *