Menores beneficiados con orden de Presidente Biden

Por Agencias
redaccion@latinocc.com

El gobierno del Presidente Joe Biden realizó el pasado 7 de marzo, dos anuncios importantes que afectan a los niños inmigrantes que han sido abusados, abandonados y desatendidos. 

La primera es una nueva política que ofrece permisos de trabajo y protección de deportación a niños con peticiones aprobadas de Estatus Especial de Inmigrante Juvenil (SIJS). 

La segunda es una regulación SIJS anticipada desde hace mucho tiempo, que aclara los requisitos de elegibilidad para los jóvenes que buscan protección.

El SIJS es una forma de alivio de inmigración disponible para niños que han sido abusados, abandonados o desatendidos por uno o ambos padres. 

Solicitar el SIJS es un proceso complejo que generalmente involucra múltiples tribunales y varias aplicaciones. 

Para solicitar este amparo migratorio, un joven primero debe solicitar a un tribunal estatal que haga determinaciones específicas sobre si ha sido abusado, abandonado o descuidado. 

Después de obtener una orden de dicha corte estatal, el(a) niñ@ debe presentar su solicitud del SIJS ante los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS).

Sin embargo, a l@s pequeñ@s elegibles para el SIJS que transitan con éxito este proceso múltiple no se les otorga de inmediato el estatus de inmigración permanente en los Estados Unidos. 

Luego, viene otro paso donde deben solicitar una tarjeta verde (Greencard) después de que el USCIS apruebe su petición del SIJS.

Una importante acumulación de visas, particularmente para l@s jóvenes de México y el Triángulo Norte de América Central, también hace que miles de menores estén en el limbo sin la capacidad de lograr la permanencia en los Estados Unidos, o incluso trabajar legalmente.

La nueva política de acción diferida del USCIS para l@s jóvenes SIJS finalmente ofrece algo de tranquilidad a estos niñ@s y adolescentes con solicitudes muy atrasadas.

La acción diferida es una forma de discreción procesal que protege a los beneficiarios de la deportación. 

El anuncio de la agencia establece que comenzará a evaluar automáticamente los casos de SIJS aprobados para acción diferida el 6 de mayo y que no se requiere ninguna solicitud adicional. 

Es importante destacar que la acción diferida hará que estos niños y adultos jóvenes sean elegibles para permisos de trabajo mientras continúan esperando sus tarjetas de residencia.

El segundo anuncio reciente relacionado con SIJS fue la emisión de una nueva regulación, que entrará en vigencia el 7 de abril. 

La nueva regla rige cómo el USCIS adjudicará las peticiones SIJS y aclara los estándares de elegibilidad. 

Esta es la primera vez que se promulgan las regulaciones SIJS desde que la Ley de Reautorización de Protección de Víctimas de Trata de 2008 introdujo cambios significativos al programa.

Aunque se propusieron nuevas regulaciones SIJS en 2011, los defensores argumentaron que las regulaciones en gran medida entraban en conflicto con el estatuto y no se finalizaron. 

Posteriormente, la administración Trump reabrió el período de comentarios para estas regulaciones en 2019, lo que generó una renovada preocupación entre los grupos de defensa que temían que la administración estuviera tomando otro paso para reducir las protecciones para los niños inmigrantes.

La regla final hace varias mejoras. Incluye protecciones de edad para los jóvenes que presentan su petición SIJS antes de cumplir 21 años. 

También aclara que los solicitantes siguen siendo elegibles para SIJS incluso si su orden judicial estatal finaliza después de alcanzar la mayoría de edad en su estado o lograr otra permanencia. 

Además, la regla prohíbe que el gobierno requiera que el niño se comunique con su abusador o la familia del abusador como parte del proceso de solicitud.

Estos cambios en SIJS, en particular las nuevas protecciones contra la deportación y los permisos de trabajo para los jóvenes de SIJS, brindan una asistencia muy necesaria a esta población vulnerable de jóvenes. 

Sin embargo, la administración Biden y el Congreso no deberían detenerse allí. 

Se necesitan reformas adicionales, como eximir a los jóvenes SIJS de los límites de visas, para ofrecer protección permanente a estos jóvenes que, a pesar de estas reformas recientes, continúan languideciendo en la acumulación de visas.