Dibujando las líneas del mapa congrecional

Por María Navarro
redaccion@latinocc.com

Como muchos pueden recordar, el año pasado se hizo el censo del 2020, además de contar a la población de las municipalidades y condados de todo el país, los resultados del censo se usan también para delinear los distritos políticos de los estados, los condados y las municipalidades.

Acorde con los resultados del censo, California continúa siendo el estado más poblado del país con 39 millones de residentes (aproximadamente el doce por ciento de la población total de EEUU).

Al mismo tiempo, Texas, el segundo estado más poblado del país, ahora cuenta con 29 millones de residentes.

Los resultados también nos muestran que aunque los dos estados han crecido en la última década, California lo ha hecho a un paso mucho más lento que Texas.

Por eso, por primera vez desde la fundación del estado, California perdió un representante en la cámara del estado federal.

¿Qué significa esto? Bueno, primordialmente, esto significa que el estado tendrá que escoger cómo dibujar las líneas de representación para que todas las ciudades sean representadas equitativamente.

El problema es que, en el mejor de los casos, todos los otros delegados tendrán que representar a más personas. Por ejemplo, hablando de nuestros Congresistas en Washington D.C., Julia Brownley (Ventura) y Salud Carbajal (Santa Barbara) tendrán que expandir su territorio electoral para incluir a más votantes.

¿Por qué? Porque, si los nuevos votantes tienen sentimientos anti-inmigrante o si pertenecen a una clase económica que tiene intereses contrarios a los de nuestra comunidad inmigrante, ellos podrían votar contra Brownley o Carbajal.

En este caso estuviéramos perdiendo aliados en el Congreso, y el peor de los casos, aunque improbable, sería que se elimine la posición de uno de nuestros dos representantes. 

Esto es todo en el ámbito federal.

Ahora, los resultados del Censo también se usan para elegir a los representantes para el Senado y la Asamblea de California.

Ahora mismo, las ciudades de Oxnard y de Santa María son ciudades que están divididas en zonas electorales para elegir a sus representantes. 

Por ejemplo, la parte norte y este de Oxnard está representada por el Asambleísta Steve Bennett, mientras que la mayor parte de Oxnard está representada por el asambleísta Jaqui Irwin.

Irwin también representa a las ciudades de Thousand Oaks, Camarillo y Moorpark. Estas son comunidades con residentes totalmente diferentes a los de Oxnard, son de una clase socioeconómica alta y son históricamente anti-inmigrantes.

Por eso, Irwin no votó a favor de hacer a California un estado santuario hace cinco años y también se negó a votar en favor del tiempo extra (overtime) para los campesinos.

Lo interesante es que la población de todas estas ciudades (Thousand Oaks, Moorpark, Camarillo) combinadas es menor que la población de Oxnard completa.

Por eso mismo, Oxnard está dividida en dos, si tuviéramos a Oxnard unida, sería mucho más difícil que representantes como Irwin votaran en contra de los intereses de nuestra comunidad. 

Si queremos tener solo un representante para Oxnard o para Santa María, los residentes de las dos ciudades tienen una oportunidad para estar en el proceso de delineación.

California es uno de los pocos estados que asigna este trabajo a una Comisión de Distribución.

Esta comisión está Compuesta por 14 residentes de toda California, actualemente, está tomando comentarios públicos.

Usted puede decir que Oxnard y Santa Maria son “Comunidades de Interés.” Para más información visite la página www.wedrawthelinesca.org