Todo listo para que Biden apruebe El Plan de Estímulo Económico

*ACTUALIZADO

El Presidente Biden aprobó El Plan de Estímulo Económico 2021 el jueves, luego que el Congreso lo aprobará en tiempo récord.

Por Carlos Hernandez
redaccion@latinocc.com

Luego de varios días de negociación que llevaron incluso al Líder de la Mayoría en el Senado, Charles Schumer, a pedir una extensión de reunión plenaria para continuar su discusión y aprobación el fin de semana pasado, tuvo sus frutos al ser aprobado “El Plan de Estímulo Económico” del presidente Joe Biden.

El plan de $1.9 billones (millones de millones, en español) tendría efectos duraderos en gran parte de la población que ha estado sufriendo ya más de un año de la peor pandemia que el mundo ha visto en más de 100 años, y la cual ha cobrado la vida a más de medio millón de estadounidenses.

El multimillonario proyecto de ley aprobado por el Senado el sábado seguramente será finalmente firmado por el Presidente Biden en los próximos tres días, luego de pasar primero por el Congreso, donde ahora mismo está siendo analizado y donde los demócratas, con gran mayoría, seguramente lo aprobaran.

Entre los principales beneficios que trae el paquete de Estimulo son ampliar los beneficios por desempleo, así como proporcionaría una enorme inyección financiera a los gobiernos estatales y locales y a centros escolares para ayudarles a reabrir.

Además, brinda fondos para el sistema de salud para la compra y distribución de más vacunas, pruebas de coronavirus y contratación de personal.

Y equivale a un ambicioso programa de lucha contra la pobreza, que ofrece importantes beneficios para las personas de bajos ingresos.

Las personas que con ingresos menores a $75,000 y las parejas casadas que ganan menos de $150,000 anualmente recibirían pagos directos de $1,400 por persona, el proyecto de ley también proporcionaría $1,400 por dependientes, sin importar sí son menores.

LOS CAMBIOS

Los legisladores hicieron varios cambios a lo largo de la legislación, pero tres fueron particularmente notables: reducir la elegibilidad para los controles de estímulo, recortar el impulso federal a los beneficios por desempleo y rechazar un aumento en el salario mínimo federal a $15 por hora.

Sin embargo, gran parte de la legislación del Senado refleja en gran medida el paquete de $1.9 millones de millones de dólares aprobado ya por el Congreso en su versión original, y presentado por el presidente Joe Biden en enero.

Sin embargo el sábado el plan tuvo cambios, y es por ello que ahora debe ser aprobado nuevamente por la mayoría de los 435 Congresistas de la Cámara Alta.

Los líderes demócratas del Senado enfrentaron más obstáculos para hacer avanzar la legislación, ya que el partido no puede permitirse perder a un solo miembro gracias a la división 50-50.

Además, deben adherirse a las estrictas reglas de reconciliación, que entran en vigor cuando se aprueba un proyecto de ley sin ningún apoyo republicano.

¿QUIÉNES CALIFICAN?

De acuerdo a un estudio reciente de la Century Foundation, se estima que 11.4 millones de trabajadores perderán sus beneficios por desempleo entre mediados de marzo y mediados de abril, a menos que el Congreso apruebe el proyecto esta semana.

Los cheques se eliminarán gradualmente más rápido que las rondas anteriores, dejando fuera a personas que ganan más de $80,000 al año y las parejas casadas que ganan más de $160,000, independientemente de cuántos hijos tengan.

Diferente a la versión aprobada por los Congresistas demócratas que establecía los límites en $200,000 para parejas y $100,000 para individuos.

Por lo que con los cambios del Proyecto del Senado dejará fuera a unos 7 millones de familias.

A diferencia de las dos rondas anteriores, sin embargo, se espera que los adultos dependientes, incluidos los estudiantes universitarios, sean elegibles para los pagos.

Bonnie Watson Coleman, representante demócrata del estado de Nueva Jersey no se vio tan satisfecha con los cambios realizados en el Senado, y admitió que «estoy disgustada con algunos de mis colegas y dudo si puedo apoyar este proyecto».

DESEMPLEO

A diferencia del proyecto de ley de la Cámara, la versión del Senado exige proporcionar un impulso federal de $300 a los pagos semanales por desempleo y extender dos programas clave de beneficios por desempleo pandémico hasta el 6 de septiembre, un acuerdo que se concretó después de las horas de negociación del sábado.

El acuerdo también haría que los primeros $10,200 en pagos de beneficios estuvieran libres de impuestos para los hogares con ingresos anuales inferiores a $150,000.

Este es un cambio significativo a la versión original de enero de Biden y aprobada por los Congresistas, la cual buscaba un pago semanal de $400 hasta el 29 de agosto y continuaría con dos programas pandémicos durante el mismo período.

El programa de Asistencia por Desempleo Pandémico proporciona beneficios a trabajadores autónomos, trabajadores de conciertos, contratistas independientes y ciertas personas afectadas por la pandemia, mientras que el programa de Compensación por Desempleo de Emergencia pandémica aumenta la duración de los pagos para aquellos en el sistema tradicional de desempleo estatal.

Así, los desempleados comenzarán a quedarse sin beneficios en los dos programas a mediados de marzo, cuando las provisiones del paquete de ayuda de $900 mil millones de diciembre comiencen a eliminarse.

La mejora de $300 que fue parte del acuerdo de diciembre también termina a mediados de marzo.

SALARIO MÍNIMO

El proyecto de ley del Senado no incluye un aumento en el salario mínimo federal, que los demócratas Congresistas y Biden propusieron aumentar a $15 la hora.

El Senado dictaminó, a fines de febrero, que aumentar el umbral horario no cumple con un estricto conjunto de pautas necesarias para avanzar en el proceso de reconciliación unilateral, lo que permitiría a los demócratas del Senado aprobar el proyecto de ley de alivio con una mayoría simple y sin votos republicanos.

AYUDA A GOBIERNOS LOCALES

El proyecto de ley del Senado proporcionaría $350 mil millones a los Estados, Gobiernos locales, Territorios y Tribus, la misma cantidad que se tenía en la versión original.

Así, al ser aprobada por el Presidente se le daría a los estados y al Distrito de Columbia $195.3 mil millones, mientras que los Condados y las Alcaldías dividirían alrededor de $130 mil millones en fondos.

Las Tribus obtendrían $20 mil millones y los 14 Territorios no Incorporados, como Las Islas Vírgenes, Guam y Puerto Rico, $4.5 mil millones.

La versión del Senado del proyecto de ley también contiene el Fondo de Proyectos de Capital para Coronavirus de $10 mil millones, la original era de $150 mil millones.

También revisa ligeramente la fórmula para ayudar a los estados con poblaciones más pequeñas y aumentar el mínimo que recibirán.

ASISTENCIA ALIMENTICIA

Los planes del Senado y la Cámara de Representantes extienden el aumento del 15% en los beneficios de cupones para alimentos hasta septiembre, en lugar de que expire a fines de junio.

También contienen $880 millones para el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC), el cual ayudará a aumentar la participación y mejorar temporalmente los beneficios, entre otras medidas.

Los fondos están muy por debajo de lo que Biden pidió inicialmente para el WIC: $3 mil millones.

Además permitirían a los estados continuar el Pandemic-EBT, que brindan a las familias cuyas escuelas de niños están cerradas fondos para reemplazar las comidas gratuitas o de precio reducido que los niños habrían recibido durante el verano.

VIVIENDA

“El Plan de Estímulo Económico” enviaría aproximadamente $20 mil millones a los gobiernos estatales y locales para ayudar a los hogares de bajos ingresos a cubrir el alquiler atrasado, asistencia para alquiler y facturas de servicios públicos.

Aproximadamente $ 10 mil millones serían autorizados para ayudar a los propietarios de viviendas con dificultades a pagar sus hipotecas, servicios públicos e impuestos a la propiedad.

El proyecto de ley proporcionarían además $5 mil millones para ayudar a los estados a asistir a las personas en riesgo de experimentar falta de vivienda y otros $5 mil millones para vales de vivienda de emergencia para los desamparados.

CRÉDITOS FISCALES PARA FAMILIAS Y TRABAJADORES

El Plan de Estímulo refuerza los créditos fiscales para las familias y ciertos trabajadores de bajos ingresos para 2021.

En un esfuerzo por combatir la pobreza, los Senadores y Congresistas ampliarían el crédito tributario por hijos a $3,600 por cada menor de 6 años y $3,000 por cada menor de 18 años.

Actualmente, las familias que califican pueden recibir un crédito de hasta $2,000 por hij@ menor de 17 años.

De acuerdo a Schumer, el crédito también sería totalmente reembolsable para que más padres de bajos ingresos pudieran aprovecharlo.

Además, las familias podrían recibir pagos mensuales, en lugar de una suma global una vez al año, lo que les facilitaría el pago de las facturas.

Los proyectos de ley también mejoran el crédito tributario por ingreso del trabajo para los trabajadores sin hijos al casi triplicar el crédito máximo y extender la elegibilidad a más personas.

La edad mínima para solteros sin hijos que busquen reclamar el crédito se reduciría a 19, antes era de 25, y se eliminaría el límite de edad de los solteros.

Esta sería la mayor expansión del crédito tributario por ingresos del trabajo desde 2009.

EDUCACIÓN Y CUIDADO INFANTIL

En el ramo escolar, el Plan de Estímulo brindará casi $130 mil millones a las escuelas de Kinder a 12º grado para ayudar a los estudiantes a regresar al aula.

A los centros de estudio se les permitiría usar el dinero para actualizar sus sistemas de ventilación, reducir el tamaño de las clases para ayudar a implementar el distanciamiento social, comprar equipo de protección personal y contratar personal de apoyo, entre otros.

El Plan requerirían que las escuelas usen al menos el 20% del dinero para abordar la pérdida de aprendizaje, proporcionando días extendidos o escuela de veráno, por ejemplo.

Si bien el dinero proporcionado por el proyecto de ley de la Cámara de Representantes se destinaría a escuelas públicas y privadas, según el número de estudiantes de bajos ingresos, el Proyecto de Ley del Senado asigna específicamente alrededor de $2,750 millones para las escuelas privadas.

También y aparte, están los casi $40 mil millones para universidades, en total los fondos para la educación ascienden a los $170 mil millones.

El año pasado, el Congreso aprobó un total de $112 mil millones entre dos paquetes de ayuda que se destinaron a escuelas y universidades K-12.

Los proyectos de ley también proporcionarían alrededor de $39 mil millones a los proveedores de cuidado infantil.

La cantidad que recibe un proveedor se basaría en los gastos operativos y está disponible para pagar a los empleados y el alquiler, ayudar a las familias que luchan por pagar el costo y comprar equipo de protección personal y otros suministros.

Subsidios de seguro médico y Medicaid

El Paquete aumentaría en gran medida los subsidios federales a las primas para las pólizas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, eliminando así el límite máximo de ingresos durante dos años.

Los afiliados no pagarían más del 8.5% de sus ingresos para la cobertura, en comparación con casi el 10% actual.

Además, aquellos que ganen más del límite actual del 400% del nivel de pobreza federal, alrededor de $51,000 para solteros y $104,800 para una familia de cuatro en 2021, serían elegibles para recibir ayuda.

MÁS DINERO PARA PEQUEÑAS EMPRESAS

Ambos proyectos de ley proporcionarían $15 mil millones al programa de préstamos para casos de desastre por lesiones de emergencia, que proporciona préstamos a largo plazo a bajo interés de la Administración de Pequeñas Empresas.

A las pequeñas empresas gravemente afectadas con menos de 10 trabajadores se les dará prioridad para recibir parte del dinero.

También proporcionan $25 mil millones para un nuevo programa de subvenciones específicamente para bares y restaurantes.

Las empresas elegibles pueden recibir hasta $10 millones y pueden usar el dinero para una variedad de gastos, que incluyen nómina, hipoteca y alquiler, servicios públicos y alimentos y bebidas.

El Programa de Protección de Cheques de Pago, que actualmente está aceptando solicitudes para préstamos de segunda ronda, obtendría $ 7 mil millones adicionales y las facturas harían elegibles a más organizaciones sin fines de lucro.

Otros $175 millones se utilizarían para divulgación y promoción, creando un Programa de Navegador Comunitario para ayudar a identificar las empresas elegibles.

PARA EL COVID

El Plan de Estímulo Económico proporciona $14 mil millones para investigar, desarrollar, distribuir, administrar y fortalecer el uso de las vacunas.

También destinarían $47.8 mil millones para pruebas, rastreo de contactos y mitigación, incluida la inversión en capacidad de laboratorio, sitios de prueba comunitarios y unidades de prueba móviles, particularmente en áreas médicamente desatendidas.

Ambas cámaras también asignarían $7.7 mil millones para contratar a 100,000 trabajadores de salud pública para apoyar la respuesta al coronavirus.

La legislación del Senado y la Cámara también proporciona $ 50 mil millones a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, y algunos de los fondos se destinan a expandir los esfuerzos de vacunación.

¿CUANDO LLEGAN LOS CHEQUES?

No se ha anunciado aún en qué fecha el IRS iniciaría a dar los Cheques de Estímulo Económico, sin embargo, y partiendo de cómo se realizó el año pasado todo parece indicar que sería muy pronto.

El primer grupo sería a quienes se le hacen depósito directo a sus cuentas, esto se daría de la semana del 29 de marzo hasta la del 5 de abril.

Luego, se estarían mandando los cheques en papel por correo, entre el período del 5 al 19 de abril.

Las tarjetas prepagadas EIP por correo sería la tercera manera de recibir dinero y el IRS las enviaría del 12 al 26 de abril.

Cabe estas fechas son estimadas, y que algunos pueden recibirlas mucho después, ya que por ley el IRS tiene fecha límite de enviarlas hasta el 31 de diciembre de este año.

La comunidad indocumentada lamentablemente no recibirá cheques del IRS, como Biden sí lo puso en la versión original, sin embargo una coalición de 7 demócratas y 13 republicanos en el Congreso se opusieron a esto.

Se estima que son 7 millones de personas indocumentadas que no recibieron ningún tipo de ayuda federal el año pasado, y otras 17 millones familias que tenían al menos un miembro en dicha situación las que también fueron afectadas.

Sin embargo, ahora estas últimas, conocidas como familias mixtas, los miembros que califiquen si podrán recibir su cheque de estímulo.

El plan del presidente requería invertir $20 mil millones en un programa nacional de vacunación.

HOSPITALES RURALES

El proyecto de ley del Senado asigna $8.5 mil millones para ayudar a los hospitales rurales y proveedores de atención médica en dificultades.

El proyecto de ley no proporcionó ningún financiamiento adicional para hospitales u hogares de ancianos, que recibieron asistencia en paquetes de ayuda anteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *