Unidades de CU en Ventura a su capacidad

Por Carlos Hernández
redaccion@latinocc.com

Desde hace poco más de un mes que se reabrió la actividad en la Costa Central, luego del confinamiento que las autoridades mandaron para mitigar el Covid-19, cientos de personas han empezado a volver a la normalidad, sin embargo, esto ahora pasa factura.

Y es que en las últimas dos semanas se ha visto in incremento del 40% de casos de coronavirus en todo el estado, así como en el Condado de Ventura y Santa Bárbara, algo que se agravó aún más el último fin de semana, donde se reportaron 373 y 267, respectivamente, lo que ha hecho que las autoridades de salud locales estén en alerta, debido a la saturación de pacientes.

“Tenemos todo controlado, pero si es cierto los números van en aumento y es necesario que la población haga todo lo posible para mantener el distanciamiento social, y sobre todo usar las mascarillas, sino queremos que esto se salga de control”, indicó tajantemente el Dr. Fankauser.

El galeno junto con autoridades del Condado de Ventura realizaron una conferencia de prensa la semana pasada, para informar que la unidad de Cuidados Intensivos del VCMC están a su máxima capacidad, debido al repunto de casos del Covid-19.

“Tenemos 8 camas en las dos unidades de Cuidados intensivos y ambas están llenas con pacientes (afectados con Covid y con otras enfermedades), por eso si los casos siguen en aumento corremos el riesgo de no poder hospitalizar a personas que lo necesiten y nos tocará referirnos a otro centro médico a otra ciudad”, enfatizó Fankauser.

Hasta el momento de publicación de esta nota en el Condado de VTA se registraban 29 personas en cuidados intensivos de todos los hospitales de la zona, mientras que en SB eran 27.

El VCMC es el hospital administrado por el Condado de Ventura y el cual

Fankauser indicó en entrevista exclusiva con El Latino, explicó que ya no hay espacio de maniobra y es hora que la población tome muy en serio las normas de prevención de las autoridades de salud.

“Esto es algo muy pero muy serio, no es un juego, no es algo (el COVID) creado por los medios de comunicación, ni con tintes políticos para dañar al presidente o a algún partido. Esto es grave, y sobre todo muy real”, recalcó Fankauser

Para darse una idea de que tan rápido se ha ido incrementado los casos del Covid, el doctor asegura que hasta sólo 3 semanas se tenían 31 pacientes ingresados con el virus en el VCMC, cifra que casi se triplicó para el viernes pasado cuando se llegaron a 87 hospitalizaciones.

El VCMC cuenta con capacidad para 180 camas, pero que de darse un aumento drástico tienen ya un “Plan B”, debido a que estarían usando las instalaciones antiguas.

“Tenemos espacio para colocar otra sala de emergencias temporal en un piso entero que nos daría unas 10 camas extra para la unidad de cuidados intensivos”, señaló el director.

Fankauser, sin embargo indica que si la comunidad no toma en serio las medidas pertinentes el sistema de salud estas medidas, ni las de los otros hospitales ni centros médicos pudieran evitar un colapso en el sistema.

“Esto ya se dio en Italia, España, Nueva York y Luisiana, donde los contagios fueron abruptos y ya no había espacio ni personal para atender a tantas personas, trayendo consecuencias lamentables”, indicó.

Y es que si alguien sabe de los peligros de un virus tan volátil como el Covid-19 es precisamente el Dr. Fankauser, ya que él vivía y atendió a muchos en Liberia, cuando se dio la pandemia del Ébola en 2014.

“De hecho el Ébola es más fácil evitar que el coronavirus, porque sólo se transmite cuando hay contacto directo cuando con una persona que ya presenta síntomas muy acentuados”, recalcó.

Así, el doctor asegura que fue hasta que las personas tomaron muy en serio las recomendaciones de higiene de las autoridades de salud africanas, cuando finalmente se controló la pandemia y el ébola dejó de cobrar vidas.

El director explicó también que por esto lo mejor que pueden hacer las personas es no juntarse a celebrar en grandes grupos, por lo menos hasta que la situación se normalice, tampoco realizar reuniones familiares con aquellos que no viven en la misma casa, o acudir a espacios públicas aglomerados.

“Lo que estamos viviendo ahora es el resultado de que la gente salió hace unas semanas a continuar con una rutina casi normal, primero a las playas para el fin de semana de Memorial, de compras a centros comerciales y también las manifestaciones públicas (de Black Live Matters). Muchos pensaron que al salir ya no les iba a pasar nada por estar ya en verano y de vacaciones, pero no es así, el virus es real y no toma tiempo libre, es un peligro constante”, señaló.

Así es como el Dr. Fankauser explica que los estragos de las grandes conglomeraciones que se dieron el fin de semana del 4 de julio, puede producir otra ola de infecciones que se vería los próximos días, ya que toma entre dos a tres semanas para que observar los verdaderos niveles de contagio del virus.

“El problema con el virus es que las personas asintomáticas no presentan ningún síntoma por unos 3 a 4 días y es ahí donde el virus aprovecha para propagarse. Se han reportado casos donde esto ocurrió en celebraciones de cumpleaños o en una barbacoa entre varias personas, donde había alguien infectado que terminó infectando a muchos de los otros invitados”, asegura el Dr. Fankauser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *